domingo, marzo 12, 2017

Quince negativos de Felipe Calderón

Por Jaime Cárdenas*
.
El sexenio de Felipe Calderón será recordado como uno de los peores del país. Las razones son múltiples, aquí voy a mencionar sólo 15:
1. Su origen ilegítimo. Calderón llegó a la Presidencia “haiga sido como haiga sido”, atropellando la Constitución, la ley electoral y la voluntad de los electores. Los medios de comunicación estuvieron a su servicio, al igual que los grandes empresarios del país, el titular del Ejecutivo y los programas sociales que se emplearon clientelarmente para comprar el voto. Ganó “formalmente” con trampas, sin respeto a la equidad en la contienda.
2. La estrategia de combate al crimen organizado enlutó al país, significó más de 60 mil muertos, miles de víctimas y de desaparecidos. Empleó a las fuerzas armadas en tareas de seguridad pública en contra de la Constitución y, sin atender a las causas sociales y económicas que dan origen a la delincuencia. No se modernizaron las policías ni el ministerio público ni el sistema judicial ni el sistema penitenciario. Se aprobaron reformas legales para endurecer las penas pero no para reinsertar socialmente a los responsables de los delitos.
3. En economía, pese a manifestarse como el “presidente del empleo”, fracasó rotundamente. No se crearon los empleos que demandó la sociedad. Más de 7 millones de jóvenes carecieron de empleo y de acceso a la educación pública universitaria. El mercado interno tuvo magros avances, el crecimiento económico apenas pasa del 1 por ciento del PIB y no hay esperanza para las expectativas microeconómicas de la población.
4. Entregó las riquezas del subsuelo. Propició una reforma petrolera en 2008 que, aunque no logró la privatización deseada por él y por los centros financieros mundiales, reconoció los contratos incentivados prohibidos por el párrafo sexto del artículo 27 de la Constitución. La política minera del gobierno constituye un saqueo de los minerales en beneficio de las trasnacionales al amparo de una ley minera totalmente anticonstitucional.
5. Las violaciones a los derechos humanos crecieron durante su gobierno, según datos de la Comisión Nacional de Derechos Humanos. Fue el sexenio de la tortura, de los desaparecidos, de las detenciones arbitrarias, de los arraigos, de los cateos ilegales y de las ejecuciones extrajudiciales.
6. Se olvidó de la reforma del Estado para concluir la transición a la democracia. Sus iniciativas e intereses estuvieron por el lado de las “reformas estructurales” pero no del lado de la democratización del sistema.
7. Las reformas políticas que propició fueron de chisguete, con excepción de la reforma constitucional en materia de derechos humanos. Insuficientes para democratizar las estructuras políticas, sociales y económicas del país. Cero en democracia sindical, cero en democracia interna en los partidos y cero en democracia empresarial.
8. No tocó los intereses de la televisión ni los de los monopolios. A Calderón —como a Vicente Fox— lo doblegaron los poderes fácticos. Se supeditó a esos intereses, gobernó para ellos. En cuanto a Estados Unidos, la sumisión fue total. Toda nuestra política económica y de seguridad se encuentra subordinada a ellos.
9. Calderón siguió las pautas neoliberales a pie juntillas, a pesar de que en el mundo entero, día a día, se demuestra que ese modelo de desarrollo empobrece, causa sufrimiento y separa a las clases sociales. Su última iniciativa es sintomática: fue para privatizar el ejido. En el modelo de desarrollo seguimos las instrucciones del FMI, del Banco Mundial y de las grandes potencias económicas.
10. La pobreza aumentó en este sexenio. Fox tuvo mejores políticas asistencialistas que él. Comparado un sexenio con el otro, en el de Calderón la pobreza aumentó 35 por ciento.
11. México ha perdido su liderazgo internacional. Hemos tenido una política exterior, tanto en lo diplomático como en lo comercial, de bajo perfil. Otros países latinoamericanos, como Brasil, nos han superado en este terreno.
12. Calderón tiene responsabilidad en el fraude electoral de 2012. Por una parte, no generó las condiciones de competencia, democratizando a los medios, creando una tercera cadena de televisión privada o enviando una iniciativa al Congreso para que la Auditoría Superior de la Federal tuviese amplia competencia para fiscalizar las participaciones federales que reciben las entidades, así como para supervisar la deuda que por éstos es contraída. Por otro lado, los programas sociales clientelares de carácter federal se emplearon profusamente durante el proceso electoral, lo que explica el triunfo de Josefina Vázquez Mota en las casillas rurales en los estados no gobernados por el PRI.
13. Fue un gobierno caracterizado por la corrupción. La Secretaría de la Función Pública fue un elefante blanco que no combatió la impunidad. Múltiples escándalos en contra de la hacienda pública se sucedieron durante el sexenio. La Secretaría de Seguridad Pública, Pemex y la Comisión Federal de Electricidad son ejemplo de corrupción.
14. Fue un gobierno caro e ineficaz. Un solo dato ilustra lo anterior. Durante el sexenio de Ernesto Zedillo los funcionarios con nivel de subsecretario no llegaban a cien. Con Calderón superaron ¡los mil! A pesar de esa abultada burocracia no se resolvieron los problemas del país.
15. Se malgastaron los excedentes derivados de los altos precios internacionales del petróleo. Se erogaron en el gasto corriente, en los privilegios de la burocracia y en la corrupción. No se emplearon para garantizar los derechos sociales.
¿Qué queda de este gobierno que ha concluido? Un triste y trágico saldo para los mexicanos. Adiós Calderón. Enhorabuena porque ya te fuiste.

http://www.m-x.com.mx/2012-12-02/15-negativos-de-felipe-calderon/

No hay comentarios.: