lunes, junio 23, 2008

Música 2000-2008

Disolviendo el orgullo y abriendo la mente y los sentidos es posible aceptar las recomendaciones de fuentes diversas para tratar de asimilar las diferentes corrientes musicales, ideologías, idiosincrasias, culturas, y conformar una pléyade de los mejores grupos y cantantes de los últimos años.

Mis fuentes de información, además de los omnipresentes medios masivos como MTV y otras televisoras nacionales y extranjeras, son la página de Piero Scaruffi, Metacritic (que a su vez reúne las recomendaciones de infinidad de sitios, entre ellos Amazon, Billboard, New York Times, Pitchfork, Rolling Stone y The Wire, además de votaciones de los mismos usuarios), y los premios Grammy. También fueron de mucha utilidad, aunque no son lugares precisamente de crítica, last.fm, Allmusic y YouTube. Estos tres últimos permiten escuchar la mayoría de la música que los otros solo listan.

Aunque esto ya representa mucha y variada información, todavía es tendenciosa porque proviene del imperio norteamericano. Sin embargo en ningún otro país existe la vitalidad ni en cuanto a crítica, ni revistas especializadas, ni premios serios de música. Traté de compensar un poco esta tendencia tan solo con una sola herramienta, mi oído, con las limitantes que esto pueda tener. Otra inesperada ayuda vino de Putumayo, una editora musical especializada en la "world music", que irónicamente, pero no inesperadamente, opera en los EEUU. También revisé el Premio Kyoto, que ha crecido en reputación los últimos años, y el Premio de Música Polar, que es el mejor sucedáneo del Premio Nobel de Música en un mundo imperfecto que no tiene Premio Nobel de Música.

En todo caso al final usé mi propio criterio, para lo cual evalué la novedad y habilidad en cuestiones musicales (melodía, ritmo, instrumentación, voz, estructura) y extramusicales (relación con otras artes, como la poesía y la literatura, compromiso social, comunicación con el público, impacto cultural). Sobra decir que en mi valoración, como en toda valoración, hay un fuerte componente subjetivo, y que la última palabra la tiene el lector.

Mis objetivos son tan sencillos de expresar como difíciles de satisfacer: conocer y dar a conocer lo mejor de la música, para el deleite y enriquecimiento cultural, y como alternativa a los medios masivos, que son demasiado sesgados, mercantilistas y de mucha pobreza no solo musical, sino, sobretodo, en cuanto a variedad. Ese es el objetivo "asimilado". El objetivo "prístino" es que tengo la compulsiva sensación de que me estoy perdiendo de la mejor música que se está creando en los últimos años. Esta corazonada se ha visto justificada una y otra vez, cuando descubro joyas musicales de las que ni siquiera sospechaba, como algunas de las que voy a mencionar más abajo.

Una de mis primeras sorpresas en mi ardua investigación es que muchos músicos ya veteranos, incluso muertos, algunos de ellos surgidos en los 60s, todavía mantienen la mano y la voz calientes. Entre ellos Brian Wilson (ex-Beach Boys), su hermano Dennis Carl Wilson (con 25 años de muerto), Led Zeppelin, Bob Dylan (con varios buenos álbumes), Jeff Beck, Santana, Robert Wyatt, Herbie Hancock, Tom Waits, Mick Jagger, Bruce Springsteen, Nick Cave, el guitarrista John Fahey, y hasta The Beatles con la recopilación Love, en general con buenas propuestas y críticas favorables. Sin embargo la mayoría de estos proyectos son compilaciones de material anterior, o re-ediciones, y en este post solo incluyo material original.

La segunda sorpresa llegó cuando comencé a ver como mi lista de candidatos crecía y crecía sin parar, hasta que me vi abrumado por la increíble riqueza de grupos, tendencias, países involucrados. Todos los estilos del pasado han sobrevivido, los músicos al parecer ahora se han liberado de las modas para viajar cómodamente entre estilos, instrumentaciones y épocas y a veces fusionarlos; el jazz, que había dado un bajón en los 70s y 80s, sigue vivo y creciendo; el avant-garde que hubiera podido quedar como un exotismo de los años 30s ahora vuelve a florecer e imanta a músicos de jazz, de rock y de clásica; el rock sigue, buscando constantemente nuevas rutas; la música de concierto (sinfónica, ópera, de cámara) no da el mínimo signo de decadencia; el rock progresivo continúa su aventura; se han inventado el post-rock y el math-rock; se han creado grupos que son difíciles de clasificar o que tal vez conscientemente tratan de escapar de las etiquetas. Y ahí están los países latinoamericanos también creando, y los africanos, con menos visibilidad en los medios pero proporcionando gran parte de la inspiración musical del mundo desde hace décadas; en esta década no son la excepción.

Sin la tecnología moderna no hubiera sido posible conocer todo este universo musical. Piero Scaruffi lista 5800 grupos. Metacritic lista cientos de grupos desde el 2000 a la fecha. Last.fm proporciona los 30 primeros segundos de cada canción, si no es que la canción completa, en una base de datos de miles de ellas, tal vez cientos de miles de ellas. Por fuerza mi lista tiene que ser incompleta, sujeta siempre a cambios, a medio cocinar. Hubiera sido imposible de otro modo.

The Mars Volta Frances the Mute

Sin ningún tipo de concesión para el comercio o la asimilación auditiva presenta el grupo encabezado por el puertoriqueño Omar Rodríguez-López su segundo álbum de estudio. Aunque lleno de riquezas musicales, la música a veces depende demasiado del virtuosismo de su guitarrista. Valoro mucho las habilidades tradicionales, pero tengo una relación dual con el virtuosismo. Sin embargo por la personalidad arrolladora de esta obra merece la inclusión en mi lista.

Arcade Fire Funeral

Esta banda es originaria de la bella ciudad de Montreal, y su música es así, moderna pero bella; práctica pero magnética. A los instrumentos normales de un grupo de rock añaden piano, acordeón, mandolina y otros instrumentos. Posiblemente es la música más asimilable de mi lista, pero su ecléctica instrumentación y sus emotivas cadencias armónicas la hacen destacar de docenas de otros grupos de rock contemporáneos. El titulo Funeral se debe a la reciente muerte de varios parientes de los músicos, y es la razón de la melancolía de algunas de las pistas, como Un Année Sans Lumiere.

Joanna Newsome Ys

Un usuario en last.fm llamaba la atención sobre ese estremecedor sonido parecido al que hace un gis sobre el pizarrón de la voz de Joanna Newsome cuando intenta las notas altas. Para algunos escuchas este solo hecho representa un obstáculo insalvable para la apreciación de Ys. Para mi casi lo fue, pero un poco de paciencia me permitió sumergirme en el universo fantástico de Newsome. No tiene nada que ver con el rock. Los americanos la clasifican en lo que ellos llaman singer-songwriter, aunque también toca el arpa, el piano y el clavecín. La instrumentación comprende prominentemente su arpa, orquesta de cuerda, guitarra acústica y eléctrica, banjo, mandolina y percusiones. Las hermosas y complejas melodías se extienden, crecen, alcanzan muy emotivos clímax y se apagan elegantemente. Cosmia es mi canción favorita.

Vibracathedral Orchestra Dabbling with Gravity

Conjunto inglés representativo del llamado drone, por lo que hereda a musicos legendarios como Kraftwerk y Brian Eno. Toma elementos del rock, la música minimalista y el noise, o mejor sería decir que fluye libremente entre ellos, sin muchos compromisos estilísticos, pero si con el firme compromiso de seguir sus instintos fielmente y darnos música demandante pero excelente.

Shit and Shine Ladybird

La música alcanza proporciones rituales cuando este grupo interpreta; música para oír pero para ver también; música en el sentido más social y primitivo de la palabra. Empujados por su multitud de percusionistas tocan en vivo piezas hipnóticas que se van metamorfoseando poco a poco a través de muchos minutos, generalmente más de media hora. Hay música intemporal, pero ésta bien podría pertenecer a cualquier milenio.

TV on the Radio Return to Cookie Mountain

Como a la mayoría de las producciones de esta lista, a esta banda de Brooklyn no le fue tan bien con el público pero atrajo enormemente la atención de la crítica. Su estilo es difícil de clasificar y dicen los enterados que es una summa de rock, post-punk, trip-hop, jazz, soul y a cappella. Formada por negros, su negritud es patente, expresado esto como un elogio.

Herbie Hancock River: the Joni Letters

En este disco el legendario pianista de jazz se acerca al delicado y elegante mundo de Debussy. La intimidad de su microcosmos es el otro polo de la exuberancia de Mars Volta o la indeterminación y rudeza de Shit & Shine. Es música hecha con regla y compás, con tinta china y pentagrama, interpretada con dedicación artesanal. La primer canción, Court and Spark, comienza con un motivo en tonos enteros en séptimas de dominante, que nos remite a los paisajes impresionistas. La última, The Jungle Line, es rica en acordes divergentes y coloridos, sobre los cuales Leonard Cohen recita con su aterciopelada voz. Llena de otros interesantes detalles que pasarán desapercibidos, como todos sus discos anteriores, por el gran público, pero que son un oasis perenne para sus fans.

Ry Cooder Chávez Ravine

Este conjunto de canciones atemporales ya mereció su propio post.

Paquito de Rivera Funk Tango

Paquito de Rivera no es un músico cualquiera. Fue un niño prodigio y tocó muy joven con la Sinfónica Nacional de Cuba. Tiene instrucción formal y se desempeña tan bien en la música de concierto como en el jazz. Toca el saxofón alto y soprano y también el clarinete. Es multiganador del Grammy y específicamente con Funk Tango ganó este premio al mejor álbum de jazz latino en el 2008. Aunque es nuevo y es jazz, tan clásico y bien manufacturado como el mejor jazz, es fascinante que está profundamente enraizado en otros estilos (principalmente latinos), que a su vez representan otros países y otras épocas lejanos en el espacio-tiempo pero cercanos en el corazón, lo cual demuestra un enorme conocimiento musical, a la par de una enorme sensibilidad artística. Para enumerar estos afluentes de inspiración y de encanto imperecedero, basta con mencionar los títulos: Contradanza, Milonga 10, el Último Valz, Como un Bolero, y el que da título al disco, Funk-Tango.

Explosions in the Sky All of a Sudden I Miss Everyone

Elegante y bien estructurada música que, a pesar de los instrumentos que se presentan a nuestros ojos, muy poco tiene que ver con el rock. Dicen los sabios que a esta música se le llama rock progresivo.

Ali Farka Touré
Savane

Hay ya una vieja tradición de músicos africanos que se promueven y tienen éxito en la unión americana, con una impresionante homogeneidad en cuanto a propuestas y calidad. Menciono aquí a Fela Anikulapo Kuti, de Nigeria, y la Orquesta Baobab, del Senegal, pero hay muchos más. Ali Farka Touré viene de una región más septentrional, de la parte subsahariana de Mali, no muy lejos de Timbuctú, y solo la historia y cultura de esta región ya necesitaría un blog aparte. Touré colaboró musicalmente en los 90's con Ry Cooder. En su disco Savane, del 2006, dicen los expertos que regresa a los orígenes de la tradición musical de Mali. Sin embargo existe la discusión de si Touré toma elementos del blues, o, lo que sería fascinante, que la música de Mali fuera el antecesor del blues. Todos sabemos que la música norteamericana le debe muchísimo a las diversas músicas del Africa, y los blues orgánicos, auténticos, de Savane son una evidencia inmejorable para obtener conclusiones propias.

The Field From Here We Go Sublime

Mejor disco del 2007 según Metacritic. La etiqueta de minimalista le queda como anillo al dedo, si bien los músicos electrónicos ya habían inventado su propio término que también queda muy bien: trance. Reducida a su mínima expresión la melodía, la armonía y diluido el interes rítmico, la atención se concentra en el timbre.

Gui Boratto Chromofobia

Como The Field, Gui Boratto pertenece a la escena electrónica, y también al llamado minimal techno, y su música es igual de atractiva y de manufactura notable. Sin embargo no aparece en muchas de mis fuentes, y mucho menos le asignan el mejor disco del año. No se si sea por no ser norteamericano o europeo (es brasileño). Chromofobia es su primer álbum, del 2007. Aunque no use instrumentos musicales que nos remitan a su país, y por tanto, superficialmente, la música no suene brasileña, sin duda si hace uso de los intrincados ritmos y polirritmos de origen africano. Con un poco más de atención podemos oír el esqueleto metamorfoseado pero inconfundible de la batucada. Sin embargo no se queda solo ahí; la música de Boratto abreva de diversas fuentes y lo jerarquiza todo bajo el beat dictatorial, blanco e hipnótico del minimal. Pitchfork hace una crítica imperdible de este disco.

Battles Mirrored

Energía juvenil y astucia senil están unidas en este extraño disco, uno de los más extraños de la lista, en el cual el motto parece ser la unión de los contrarios. Lo ridículamente simple y lo diabólicamente complejo; lo ingenuamente infantil y lo perverso; lo calurosamente acústico y lo fríamente electrónico. La banda norteamericana formada por ex-integrantes de otras varias bandas presenta en Mirrored su primer álbum completo, y es parte del llamado math-rock. Su inventiva y atrevimiento, aunque no se inclinen por la belleza convencional, son dignas para dedicarles uno de los lugares más altos en mi lista.

Panda Bear Person Pitch

Panda Bear es el nombre artístico de Noah Lennox, ex-Animal Collective. Su Person Pitch es el tercer álbum como solista, y mereció ser álbum del año 2007 por Pitchfork y otros críticos. Su sonido es denso, de hecho usa como fuentes sonoras no solo instrumentos musicales o electrónicos, sino grabaciones de otros artistas, ruidos de animales y sinnúmero de efectos; incluso usa un motete de Guillaume de Machaut, compuesto hace 700 años. En la primera audición me desconcerto (todavía) la desvergonzada semejanza del primer tema (Comfy in Nautica) con el sonido de Beach Boys. En el segundo tema pasa algo similar. Pero en el tercero, Bros, después de 5 minutos de monotonía vocal de pronto sucede la magia: se empiezan a incorporar sonidos de diversas fuentes, sonidos repetidos, voces lejanas, grabaciones al revés... unas se desvanecen, llegan otras, pero en el fondo un riff hipnótico lo une todo. Este viaje sicodélico que dura 12 minutos se va diluyendo poco a poco, sin ninguna resolución, y sin perder nunca su caracter caótico, hasta que se desvanece en el silencio. Estas y otras características "indeseables" y "negativas" son las que mantienen la atracción a través del disco.

Los Campesinos!
Hold on Now, Youngster!

Este grupo inglés, que presenta su álbum debut en este 2008, me llamó la atención por su sencillo You! Me! Dancing!, pletórico de energía. Si en sus títulos y hasta en su mismo nombre abusan de las exclamaciones, en su música no se quedan atrás. Sin embargo la variedad de sus riffs, su vitalidad, la hace una propuesta refrescante.

Natalia Lafourcade Las 4 Estaciones del Amor

Delicioso y trabajado conjunto de piezas orquestales que mantienen viva la tradición instrumental. Ya le dediqué un post.

Plastilina Mosh Hola Chicuelos

Aunque en un tiempo recibió buena acogida de los medios (y por ende del público, cómplice fiel), quizá sobretodo debido al éxito de la canción Mr. P. Mosh, dudo mucho que sean suficientemente comprendidos y valorados. En Hola Chicuelos, como en el resto de su material, son aveces muy jazzísticos, aveces electrónicos o avocados al hip-hop y siempre eclécticos, con un sesgo de ironía en su forma de abordar los distintos géneros. Me parece que al oyente promedio se le escapa este afán de referencia al pasado y de admiración y burla al mismo tiempo, pero para algunos otros, como el autor, resulta muy agradable.


Café Tacvba Revés/Yo Soy

No se si el mejor, pero seguramente el más atrevido intento del rock alternativo latinoamericano. Su mismo título, Revés, ya hace referencia a lo que sucede en el álbum: el conjunto de piezas instrumentales está al principio, y las canciones, de factura más convencional, están al final. Es como si el ya clásico Lado B se hubiera revelado y usurpara el primer lugar. Aunque esta primera parte es mayoritariamente instrumental, contiene la canción Revés, la cual incluye una grabación al revés de si misma. El resto de las piezas no tiene títulos, sino números, del 2 al 13, aunque en desorden y faltando algunos. No todos están interpretados por la banda. El título Yo soy es un palindroma, es decir se lee igual al derecho que al revés. Todos estos detalles son interesantes y misteriosos, y crean un juego de sorpresas musicales y extramusicales.






Vínculos:

River: the Joni Letters
TV on the Radio: Province
Explosions in the Sky: The Birth and Death of the Day

Fue un trabajo extenuante. Ahora me retiro a escuchar a Beethoven.

martes, junio 17, 2008

Dos películas sobre música


Una película que me gustaría ver, que tiene buenas críticas y que se relaciona de alguna manera con la temática de este blog, es Control, dirigida por Anton Corbijn, sobre la banda de culto inglesa Joy Division, y sobretodo sobre su cantante, Ian Curtis. La página de la película en Internet es controlthemovie.com. Hace unos pocos años Martin Scorsese dirigió No Direction Home, sobre la trayectoria de Bob Dylan. Ambas muy interesantes, muy buenas películas, y con poca distribución. Pero al menos la segunda de ellas ya se puede ver por YouTube:

martes, junio 10, 2008

Crónicas sangrientas

Fui a ver las Crónicas de Narnia, el Principe Caspian al cine no porque, a priori, me llamara la atención, sino porque las cintas de las otras salas me parecian mucho peores, y la expectativa de una buena historia en un mundo fantástico no me era desagradable. Pero apenas a media película ya estaba asqueado de tanta violencia, hecho notable dadas las circunstancias de que se trate de un filme para niños y de que yo soy un adulto. Las situaciones inverosimiles, ridículas e improbables se las perdono, porque era algo de lo que yo esperaba, pero por el amor de Dios, que alguien me explique, como muchos sabios críticos han comentado, donde demonios esta escondido ese simbolismo cristiano del que hablan. Debe estar por ahí, en una breve escena entre dos largas masacres, pero yo no lo vi. El único mensaje fuerte y claro que pude entender es que hay que matar a los que no son, o no piensan como nosotros, así sea por por algo tan banal como quién debe gobernar entre dos gobernadores totalmente indistintos entre si. Después, seguir matanto, y al final, matar y matar y matar y entre más violenta y cruel sea la muerte, mejor.

Pero eso no es tan importante, se puede hacer un buen drama con un buen número de muertes (mis gustos personales aparte) y de eso Shakespeare ya nos dio muy buenas lecciones. Lo importante es la justificación dramática, que yo aqui la veo muy débil. En fin, un churro muy caro (además creo que tampoco tuvo mucho éxito de taquilla). Un fiasco muy olvidable, al mejor estilo de Hollywood y de Disney. Espero pronto escribir sobre mejores películas y no perder mis posts en esto. Lo único valioso que se puede sacar de aqui es la advertencia.
Blogged with the Flock Browser

viernes, junio 06, 2008

Mariposas disecadas



En cierta forma, el miedo es la hija de Dios (sic). Redimida en la noche de Viernes Santo. Ella no es hermosa y es burlada, maldecida y desapropiada de todo. Pero no nos equivoquemos, ella vela por la agonía de toda la humanidad, intercede por ella. Para eso hay una regla y una excepción. La cultura es la regla, y el arte la excepción. Todos hablan de la regla: los cigarrillos, la computadora, las remeras, la TV. Turismo, guerra. Nadie habla de la excepción. No es hablado. Está escrito: Flaubert, Dostoyevsky. Está compuesto: Gershwin, Mozart. Está pintado: Cezanne, Vermeer. Está filmado: Antonioni, Vigo. O es vivido. Y allí está el arte de vivir: Srebenica, Mostar, Sarajevo. La regla desea la muerte de la excepción. Así es que la regla de la cultura europea está organizando la muerte del arte de vivir, el cual aún se mantiene floresciente. Cuando sea hora de cerrar el libro, no tendré ningún pesar. He visto a tanta gente morir tan mal, y a tantos vivir tan bien.

Jean-Luc Godard

lunes, junio 02, 2008

Bream y Stravinsky y Dowland

http://www.youtube.com/watch?v=vuoBpNz6fD8

No todos los días vemos juntos a un virtuoso del laúd y la guitarra y a una leyenda de la música moderna. Aunque es patente la admiración mutua, que yo sepa ni Bream tocó nunca algo de Stravinsky ni Stravinsky compuso para la guitarra o el laúd. Sin embargo hay que recordar la época neo-clásica del ruso.