martes, noviembre 27, 2007

Mariposas disecadas

-Pero, por supuesto, el Museo Británico, o (ahora) la Biblioteca Británica no van a durar para siempre. También se hundirán y acabarán en ruinas, y los libros de sus estanterías se convertirán en polvo. Y de cualquier modo, mucho antes de que eso pase, a medida que el ácido vaya royendo el papel, a medida que aumente la demanda, los libros feos y no leídos y no deseados serán trasladados a algún otro edificio y metidos en una incineradora, y todo rastro de ellos desaparecerá del catálogo principal. Después será como si no hubieran existido nunca.
"He ahí una visión alternativa de la Biblioteca de Babel, más inquietante aún para mí que la visión de Jorge Luis Borges. No una biblioteca donde coexisten todos los libros imaginables del pasado, el presente y el futuro, sino una biblioteca de la que están ausentes todos los libres que realmente fueron imaginados, escritos y publicados. Ausentes incluso de la memoria de los bibliotecarios.

Elizabeth Costello, de J. M. Coetzee

viernes, noviembre 16, 2007

Una anécdota de Sahuayo

Estas anécdotas se publicaban hace algunos años en el semanario Tribuna, de la macondiana ciudad de Sahuayo. El autor es el Sr. Ernesto Amezcua Arceo. Gracias al interes de algunas personas se hizo la grabación de algunas de ellas, con lo cual se conviertieron en los pioneros locales del audiolibro. Espero sean de agrado y sirvan para el sano esparcimiento de mis lectores, ahora escuchas.

boomp3.com

boomp3.com

Una canción de María Grever

¿Quién era María Greever? Una pregunta difícil de contestar en estos tiempos, en los que el mundo gira en base a modas, no en base a la calidad del trabajo; en estos tiempos en los que la inmortalidad es más dificil de conquistar que nunca.

En un polvoso rincón de la Wikipedia le dedican algunas líneas, de las que se pueden extraer algunas frases sorprendentes, que, a falta de mayor información, me dejan construyendo fantasiosas conjeturas. "... compositora ... de más de 800 canciones populares... En Francia fue estudiante de Claude Debussy... Desde 1920 trabajó para la Paramount componiendo los fondos musicales de varias películas... "

Hay muchos, verdaderamente un gran número, de compositores mexicanos de canciones populares, sobre este punto no creo que haya mucha divergencia; sin embargo, mencióneme el lector al menos un ejemplo de uno de ellos que haya hecho algo comparable a estudiar con Debussy o componer música para películas.

Claude Debussy es una de las figuras más prominentes de la música clásica, y es considerado como un verdadero renovador de este arte, a principios del siglo XX. Nació en 1862. La mexicana nació en 1894. Eso son 32 años de diferencia. Supongamos que María Grever haya estado bastante joven al irse a estudiar a París, digamos unos 15 años. Debussy ya tenía entonces 47, era un compositor en la cumbre de su gloria, casi una verdadera leyenda viviente, y no creo que aceptara a cualquiera como alumno. ¿Que facultades vio Debussy en ella? Debió tener cualidades musicales realmente extraordinarias.

Después menciona que se fue a Paramount a componer música para películas. Muchos de los compositores populares de canciones componen, como se suele decir, de oído. Muchos nisiquiera pueden leer nota. Para componer música para películas, sin embargo, se necesita un cúmulo de conocimientos y habilidades. Hay que saber de solfeo, armonía, orquestación, conocer cada instrumento, y tener una imaginación bastante productiva. Además para la época que consiguió esa chamba, resultó una verdadera pionera. Comparable en esto a Prokofiev (compuso la música para Alexander Nevsky, del gran Eisenstein, en 1938), y a Silvestre Revueltas (Redes, en 1935).

Lo que más podría arrojarnos luz sobre su verdadera personalidad y la profundidad de sus sentimientos son sin duda sus canciones, y en esto, creo yo, nos queda un verdadero tesoro. Sus melodías tienen esa cualidad poco frecuente de ser reconocibles desde las pocas primeras notas, y de ser inolvidables desde la primera audición. Las letras son sencillas, pero nunca vulgares ni repetitivas. Cada palabra encaja en sus notas con una habilidad de artesano que, desde mi punto de vista, la separa del grueso de los compositores populares, y les queda tan perfecto el traje de la melodía, que nunca podré volver a mencionar "júrame" o "te quiero" o "alma" sin adaptarles instantáneamente esas notas que, al parecer, por toda la eternidad les han pertenecido.

Quizás en el mundo sajón sea un poco más recordada. Hace pocos años Jamie Cullum, cantante y pianista inglés, interpretó "What a difference a day made", que corresponde a "Cuando vuelva a tu lado".





Links:
Mi cancionero

IMDB
Wikipedia

jueves, noviembre 15, 2007

Travian



Que mejor para regresar los nervios a su nivel después de un dia lleno de trabajo y presiones, que unos momentos de sano esparcimiento. Travian es un juego que funciona en el mismo navegador, es multi-jugador en línea, es gratuito, y es adictivo. Además el jugador tiene amplio terreno para desarrollar su potencial como administrador, estadísta y guerrero.

jueves, noviembre 08, 2007

Mariposas disecadas

¿Ingeniero? Yo me había educado precisamente en un ambiente de ingenieros, y recuerdo bien a los ingenieros de los años veinte: su inteligencia viva y radiante, su humor ligero, no insultante, la agilidad y amplitud de su pensamiento, su facilidad para pasar en la conversación de un campo de la ingeniería a otro y, en general, de la técnica a la sociedad y al arte. Después, su educación, sus refinados gustos, sus buenos modales al hablar, sin palabras parásitas. Éste tocaba algo el piano, aquél pintaba un poco, y siempre todos llevaban el sello de la espiritualidad en la cara.

Archipiélago GULAG, Alexander Soljenitsin

domingo, noviembre 04, 2007

Una canción de Mahler

Ahora avanzamos setenta y ocho años después del Winterreise de Schubert y sesenta y uno después del Dichterliebe de Schumann para llegar al Kindertotenlieder del compositor austriaco Gustav Mahler, que vio la luz en 1901.

Mahler fui bien conocido y respetado como director de orquesta (entre ellas la Opera de Viena) pero su propia música nunca fue bien comprendida. El reconocimiento como compositor sin embargo ha crecido enormemente después de su muerte. El centro de su producción son sus sinfonías, que ahora forman parte del repertorio regular de las orquestas.

También es el compositor más supersticioso y pesimista del que se tenga noticia. Después de componer su octava sinfonía se negaba a componer la novena, puesto que Beethoven, Schubert, y no se quien más, habían muerto después de llegar a ese número. Tenía por tanto el nueve un significado cabalístico. El Kindertotenlieder, por otra parte, habla sobre la muerte de los niños (Kindertotenlider = Canciones sobre la muerte de los niños), lo cual resulta más aterrador si sabemos que Gustav perdió a una de sus hijas, Putzi, por la difteria, cuando ésta tenía cinco años de edad. También es importante saber que Mahler compuso estas canciones antes de la muerte de Putzi.

Que mejor para este mes en que se festeja a la muerte (noviembre 2) y a la música (noviembre 22), que este pequeño homenaje a Gustav Mahler.



3. Cuando tu madre entra por la puerta

Cuando tu madre
Entra por la puerta
Y me doy la vuelta
para verla,
mi mirada no se posa
Primero en su rostro
sino en el lugar junto
Al umbral;
ahí, donde estaría
Tu adorado rostro
donde tú entrarías
Con gran alegría,
Como solías, mi pequeña hijita.

Cuando tu madre
Entra por la puerta
Con el brillo de una vela,
siempre me parece como si
Tú también vinieras,
escondida detrás de ella,
¡igual que como solías, al entrar en la habitación!
Oh tú, la prisión de un padre,
¡Ay! ¡Qué pronto
Apagas el brillo de la dicha!

3. Wenn dein Mütterlein

Wenn dein Mütterlein
tritt zur Tür herein,
Und den Kopf ich drehe,
ihr entgegen sehe,
Fällt auf ihr Gesicht
erst der Blick mir nicht,
Sondern auf die Stelle,
näher nach der Schwelle,
Dort, wo würde dein
lieb Gesichten sein,
Wenn du freudenhelle
trätest mit herein,
Wie sonst, mein Töchterlein.

Wenn dein Mütterlein
tritt zur Tür herein,
Mit der Kerze Schimmer,
ist es mir, als immer
Kämst du mit herein,
huschtest hinterdrein,
Als wie sonst ins Zimmer!
O du, des Vaters Zelle,
Ach, zu schnell
erloschner Freudenschein!