viernes, octubre 28, 2005

Todos eran mis hijos


Obra de teatro escrita por Arthur Miller. Transmitida por cable en el Canal 22.
Joe Keller es un exitoso constructor de partes de aviones que hizo su fortuna durante la Segunda Guerra Mundial. Al vender un lote de partes defectuosas y morir 21 soldados, rehuye su responsabilidad moral y le achaca el error a su socio, su mejor amigo, Steve Deever. Así salva su "honor" y su fortuna. Deever es enviado a la cárcel y Keller exonerado. Uno de los hijos de Keller, Larry, es reportado perdido en acción en la guerra. Aunque pasan los años, su madre niega la muerte de su hijo y augura su regreso. El conflicto se intensifica cuando la novia de Larry, convencida de la muerte de éste, está a punto de casarse con el otro hijo de los Keller.
Profundidad de significados, planteamiento de problemas morales, y, por supuesto, la crítica social, estan presentes en esta magistral obra de Miller.
La adaptación para la televisión estuvo a cargo del director Jack O'Brien y fue hecha en 1986.
Hay una adaptación para la tv de otra obra de Miller, la Muerte de un Viajante, que vi hace algunos años. Interpretada por Dustin Hoffman y John Malkovich. Ojalá el Canal 22 la retransmitiera, porque vale la pena verla.

jueves, octubre 27, 2005

¿Cuánto vale mi blog?

En un sitio de internet calculan cuánto vale tu blog de acuerdo a los rangos de Technorati y al precio de venta de Weblogs Inc. (que acaba de comprar AOL). Todavía estoy lejos de los $200,000 dólares del blog de Enrique Dans. Además veo dificil que se pueda materializar ese dinero.



My blog is worth $1,693.62.
How much is your blog worth?

viernes, octubre 21, 2005

Mariposas disecadas

Una ventaja, una gran ventaja se deriva para el Estado, o mejor dicho para los que dominan en él (puesto que el Estado mismo ha sido destruido con todo esto), de esta intención de la Iglesia de actuar sobre la disposición moral de los hombres. Es la ventaja de una dominación, de un despotismo, que después del completo avasallamiento de libre arbitrio por el clero ya tiene ganado el día. La Iglesia, ha enseñado a estimar la libertad civil y política como si fuera estiércol, en comparación con los bienes del cielo, y a despreciar el placer de la vida. Igual que la carencia de medios para satisfacer las necesidades físicas quita la vida a la parte animal del hombre, la privación del placer de la libertad de espíritu lleva consigo la muerte de la razón, y en tal condición los hombres no sienten ya su pérdida, la necesidad de su uso o el deseo de recuperarla, como el cuerpo muerto pierde el deseo de comer y beber.

La Positividad (en Escritos de Juventud), G. W. F. Hegel

martes, octubre 18, 2005

Klotski

Siguiendo en la onda nostálgica y de juegos de inteligencia ahora me voy a referir a un juego poco común, verdaderamente agota-cerebros, y que es tan antiguo y poco popular que incluso me dio bastante trabajo acordarme del nombre. Este es el Klotski.
Consiste en un grupo de bloques de diferentes tamaños y formas dentro de una caja. Hay diferentes versiones que usan piezas con extrañas propiedades, como el magnetismo, pero el que me gusta es la versión más castiza del juego en la que hay un bloque especial que hay que sacar.


También hay un gran número de páginas en internet acerca de este escurridizo juego que pocos conocen, pero todas ellas son para bajar el programa ejecutable, ningún flash o javascript.

Quizá valga la pena probar el que ofrecen en la página de freehackers.

Sokoban

Juego de "acertijo" (puzzle) que consiste en acomodar una serie de cajas en su sitio a través de un laberinto. Es de los juegos más antiguos para la PC y fue desarrollado por una casa de software japonesa en 1984. Fue desarrollado por un tal Hiroyuki Imabayashi, del que la única información que encontré es que es japonés. Actualmente existen prácticamente miles de versiones; programas ejecutables, en flash, javascript, etc.
Esta es una imagen del primer Sokoban:

Los gráficos han mejorado un poco, pero el objetivo sigue siendo el mismo, acomodar las cajas:

De las miles de versiones para jugar, recomiendo estas, pero deben existir muchas más:

Jugar Juegos

Psicoactiva

No podía faltar una versión libre en SourceForge.

jueves, octubre 13, 2005

Sobre Rutherford y Bohr


Me encontré esta anecdota en otro blog. Ya la había escuchado por ahí. No puedo certificar si es apócrifa o no, pero como sea resulta divertida.

Sir Ernest Rutherford, presidente de la Sociedad Real Británica y Premio Nobel de Química en 1908, contaba la siguiente anécdota:
Hace algún tiempo, recibí la llamada de un colega. Estaba a punto de poner un cero a un estudiante por la respuesta que había dado en un problema de física, pese a que este afirmaba rotundamente que su respuesta era absolutamente acertada. Profesores y estudiantes acordaron pedir arbitraje de alguien imparcial y fui elegido yo. Leí la pregunta del examen y decía: Demuestre como es posible determinar la altura de un edificio con la ayuda de un barómetro. El estudiante había respondido: llevo el barómetro a la azotea del edificio y le ato una cuerda muy larga. Lo descuelgo hasta la base del edificio, marco y mido. La longitud de la cuerda es igual a la longitud del edificio.

Realmente, el estudiante había planteado un serio problema con la resolución del ejercicio, porque había respondido a la pregunta correcta y completamente. Por otro lado, si se le concedía la máxima puntuación, podría alterar el promedio de su año de estudio, obtener una nota mas alta y así certificar su alto nivel en física; pero la respuesta no confirmaba que el estudiante tuviera ese nivel. Sugerí que se le diera al alumno otra oportunidad. Le concedí seis minutos para que me respondiera la misma pregunta pero esta vez con la advertencia de que en la respuesta debía demostrar sus conocimientos de física.

Habían pasado cinco minutos y el estudiante no había escrito nada. Le pregunte si deseaba marcharse, pero me contesto que tenia muchas respuestas al problema. Su dificultad era elegir la mejor de todas. Me excuse por interrumpirle y le rogué que continuara. En el minuto que le quedaba escribió la siguiente respuesta: tomo el barómetro y lo lanzo al suelo desde la azotea del edificio, calculo el tiempo de caída con un cronometro. Después se aplica la formula altura = 0,5 por A por t^2. Y así obtenemos la altura del edificio.

En este punto le pregunte a mi colega si el estudiante se podía retirar. Le dio la nota mas alta. Tras abandonar el despacho, me reencontré con el estudiante y le pedí que me contara sus otras respuestas a la pregunta. Bueno, respondió, hay muchas maneras, por ejemplo, tomas el barómetro en un día soleado y mides la altura del barómetro y la longitud de su sombra. Si medimos a continuación la longitud de la sombra del Edificio y aplicamos una simple proporción, obtendremos también la altura del edificio.

Perfecto, le dije, ¿y de otra manera?. Si, contestó, éste es un procedimiento muy básico para medir un edificio, pero también sirve. En este método, tomas el barómetro y te sitúas en las escaleras del edificio en la planta baja. Según subes las escaleras, vas marcando la altura del barómetro y cuentas el numero de marcas hasta la azotea. Multiplicas al final la altura del barómetro por el numero de marcas que has hecho y ya tienes la altura.

Este es un método muy directo. Por supuesto, si lo que quiere es un procedimiento mas sofisticado, puede atar el barómetro a una cuerda y moverlo como si fuera un péndulo. Si calculamos que cuando el barómetro está a la altura de la azotea la gravedad es cero y si tenemos en cuenta la medida de la aceleración de la gravedad al descender el barómetro en trayectoria circular al pasar por la perpendicular del edificio, de la diferencia de estos valores, y aplicando una sencilla fórmula trigonométrica, podríamos calcular, sin duda, la altura del edificio.

En este mismo estilo de sistema, atas el barómetro a una cuerda y lo descuelgas desde la azotea a la calle. Usándolo como un péndulo puedes calcular la altura midiendo su período de precesión.

En fin, concluyó, existen otras muchas maneras. Probablemente, la mejor sea tomar el barómetro y golpear con el la puerta de la casa del portero. Cuando abra, decirle: “Señor portero, aquí tengo un bonito barómetro. Si usted me dice la altura de este edificio, se lo regalo”.

En este momento de la conversación, le pregunte si no conocía la respuesta convencional al problema (la diferencia de presión marcada por un barómetro en dos lugares diferentes nos proporciona la diferencia de altura entre ambos lugares) evidentemente, dijo que la conocía, pero que durante sus estudios, sus profesores habían intentado enseñarle a pensar.

El estudiante se llamaba Niels Bohr, físico danés, premio Nobel de física en 1922, mas conocido por ser el primero en proponer el modelo de átomo con protones y neutrones y los electrones que lo rodeaban. Fue fundamentalmente un innovador de la teoría cuántica.

Al margen del personaje, lo divertido y curioso de la anécdota, lo esencial de esta historia es que LE HABÍAN ENSEÑADO A PENSAR. Por cierto, para los escépticos, esta historia es absolutamente verídica

Aprendamos a pensar, hay mil soluciones para un mismo problema, pero lo realmente interesante, lo auténticamente genial es elegir la solución más practica y rápida, de forma que podamos acabar con el problema de raíz…y dedicarnos a solucionar OTROS problemas.

miércoles, octubre 12, 2005

Mi música en Sibelius

Hace algún tiempo me hice de un software para creación de partituras de música, el Sibelius, que en verdad es muy poderoso. Después de creadas se pueden interpretar mediante midi. El sonido no es cálido, ni sentimental, ni vibrante, es en verdad decepcionante. Falta mucho para que una computadora pueda emitir sonidos sintéticos parecidos a los de un instrumento real. Pero es la mejor forma de vertir mi inspiracion en notas y escuchar mis composiciones, al menos mientras no me haga de una orquesta sinfónica privada (o al menos de unos cuantos buenos solistas).
Otra ventaja de este software es que puedo subir mi música a la internet para ser del escarnio público. De hecho ya hace algún tiempo (va para un año) que algunas pocas composiciones mias están en internet, aunque no han tenido la acogida de, por ejemplo, los grupos de moda.
Están en un estilo indefinible, pero, creo, muy personal. Quizás tengan puntos de contacto con la música que más admiro, Debussy, Bartók, Ravel, Satie, Bach, Schumann. En realidad me cuesta mucho trabajo definir mi música; trato de no parecerme a nadie, de no imitar a nadie, es todo lo que puedo decir.

sábado, octubre 08, 2005

La música en una novela de García Márquez

En su novela del 2004, Memoria de mis putas tristes, García Márquez hace referencia a través del personaje principal, un anciano periodista de 90 años, a una serie de obras musicales, a veces indicando explícitamente el título e incluso el intérprete, en otras ocasiones más tangencialmente. Es ciertamente muy notoria la presencia de estas citas sonoras, al punto que creo que se llegaría a un mejor conocimiento de la novela si se oyen estas obras. He hecho una recopilación de estas referencias, al menos, desde mi punto de vista, de las más importantes. En base a esta recopilación pienso hacer un soundtrack: reunir la música en mp3, conseguir la que no tengo actualmente, y ponerla a disposición de quien quiera escucharla. Los números de página corresponden a la edición de Editorial Diana/Mondadori, México, 2004.
  1. Pág. 11: ... intérprete notable de Mozart, políglota y garibaldina, y la mujer más hermosa y de mejor talento que hubo nunca en la ciudad: mi madre. El ámbito de la casa es amplio y luminoso... cuatro puertas vidrieras sobre un balcón corrido donde mi madre se sentaba en las noches de marzo a cantar arias de amor con sus primas italianas.
  2. Pág. 21: A las cuatro traté de apaciguarme con las seis suites para chelo de Juan Sebastián Bach, en la versión definitiva de Pablo Casals. Lo tengo como lo más sabio de toda la música, pero en vez de apaciguarme como de sólito me dejaron en un estado de la peor postración. Me adormecí con la segunda, que me parece un poco remolona, y en el sueño revolví la quejumbre del chelo con la de un buque triste que se fue.
  3. Pág. 28: ... Toña la Negra cantaba en el radio una canción de malos amores.
  4. Pág. 46: Nunca supe quién me mandó un disco con los venticuatro preludios de Chopin por Stefan Askenase.
  5. Pág. 47: A las siete de la noche fui invitado de honor al concierto de Jacques Thibault y Alfred Cortot en la sala de Bellas Artes, con una interpretación gloriosa de la sonata para violín y piano de César Frank...
  6. Pág. 54: Al mediodía desconecté el teléfono para refugiarme en la música con un programa exquisito: la rapsodia para clarinete y orquesta de Wagner, la de saxofón de Debussy y el quinteto para cuerdas de Bruckner, que es un remanso edénico en el cataclismo de su obra.
  7. Pág. 62: Cantábamos duetos de amor de Puccini, boleros de Agustín Lara, tangos de Carlos Gardel, y comprobábamos una vez más que quienes no cantan no pueden imaginar siquiera lo que es la felicidad de cantar.
  8. Pág. 63: ... distinguí la voz cálida de don Pedro Vargas, el tenor de América, con un bolero de Miguel Matamoros.
  9. Pág. 71: Había cambiado el viejo radio por uno de onda corta que mantenía sintonizado en un programa de música culta, para que Delgadina aprendiera a dormir con los cuartetos de Mozart...
  10. Pág. 88: ... en el radio se diluía a medio volumen la sonata número uno para violín y piano de Brahms.
  11. Pág. 97: Me eché en la hamaca, tratando de serenarme con la lírica ascética de Satie...
  12. Pág. 101: Al final, con el Allegreto poco mosso, me estremeció la revelación deslumbrante de que estaba escuchando el último concierto que me deparaba el destino antes de morir.

miércoles, octubre 05, 2005

Mariposas disecadas


A la mitad del viaje de nuestra vida me encontré en una selva obscura, por haberme apartado del camino recto. ¡Ah! Cuán penoso me sería decir lo salvaje, áspera y espesa que era esa selva, cuyo recuerdo renueva mi pavor, pavor tan amargo, que la muerte no lo es tanto.

La Divina Comedia, Dante Alighieri

martes, octubre 04, 2005

Mariposas disecadas

Quién sabe qué método siguió Rosas para elaborar ese resumen que destacaba, en uno de sus capítulos, lo referente a las cantidades de material faltante, sustraídas sin duda alguna por los albañiles. Son cifras astronómicas -dijo Rosas (pedante cabrón)- que ameritan una investigación. No la quiso ordenar el ingeniero Zamora para no hacer público el descuido de su hijo. El pondría dinero para absorber las pérdidas, pero que sirviera de lección a Federico. Federico prometió tener al día la libreta de campo, vigilar a los albañiles, llevar un registro del material, calcular diariamente las cantidades de obra y presentar cada semana, junto con las listas de raya, un informe de los trabajos realizados. Si todo se lleva en orden desde el principio -y haremos de cuenta que tú comienzas a trabajar- no sólo resulta más fácil el trabajo, sino que en cualquier momento, mediante una simple operación aritmética, se puede determinar lo que se lleva gastado ¿Entendido? Federico contestó que sí y prometió hacer las cosas como su padre le aconsejaba. Sencillísimo. Pero no lo hizo. Le faltó orden, método, constancia, costumbre, paciencia, interés.

Los albañiles, Vicente Leñero

lunes, octubre 03, 2005

Bully, a true story of high school revenge



Al grano. No hay tiempo para sentimentalismos, flashbacks, eufemismos, ningún tipo de rodeo. La realidad se nos presenta tal cuál es. Pobre, entonces, del que no sepa sacar una moraleja de cada situación, de cada diálogo. Igual, no la podrá sacar jamás del mundo que lo rodea.
Bully (dir. Larry Clark, 2001) es la película basada en hecho reales acaecidos en 1993. Un grupo de jóvenes planean y llevan a cabo el asesinato de uno de los del grupo. Rápidamente son investigados, encontrados culpables y sentenciados.
Es notorio cómo la película se clasificó como R en los Estados Unidos por la "cruda violencia, contenido sexual, droga y lenguaje (impropio), todo esto llevado a cabo por adolescentes", siendo que se basa en situaciones reales. Debemos sacar la conclusión de que el pueblo norteamericano permite que toda esta "cultura" decadente y destructiva se puede vivir a diario, pero no ver en un cine. Otra vez Edipo que se saca los ojos. La negación, pues. Como dice un comentarista (canal 22): "... tardó en ser estrenada en los Estados Unidos, ya que al tío Sam no le gusta saber que sus sobrinos andan por ahí echándole a perder el Sueño Americano."
Una última observación: me encantaría presentarles esta película a mis alumnos del bachillerato. Se sacarían innumerables enseñanzas morales. Las convenciones sociales y escolares, sin embargo, creo que me lo impiden. Mejor que sigan viendo los filmes de fantasmas o de autos que chocan. Además el tema no está dentro de la curricula.
Estupenda película transmitida por el Canal 22. Ojalá sigan sorprendiendo constantemente a su auditorio con estas muestras de séptimo arte.